Un clásico insípido

0
222
america
Foto: Colprensa.

Por: Juan Camilo Álvarez Serrano.

Mucha previa, mucho color, mucha rivalidad, pero al final el partido resultó siendo una batalla donde ninguno se hizo daño. El primer América – Nacional por los puntos tras cinco años sembró una expectativa con precedentes de final, a comienzos de campeonato, pero con la liberación de un letargo sin verse las caras de ‘escarlatas’ y ‘verdolagas’.

El partido fue un calco de aquel en Ibagué donde se presentó este mismo resultado. Y es que a Nacional le cuesta cuando no logra resolver su juego por las bandas, la marca a Macnelly Torres es hostigada por la zaga rival y el mismo planteo del local hace invertir los papeles, mostrando un Nacional presionando, chocando contra un muro que tratan de mantener.

El primer tiempo fue un bostezo para los románticos como yo apasionados por el toque, el juego rápido y los goles. América tuvo sus opciones, escasas, tímidas y donde evidencia que todavía es un equipo del ascenso con la piel de un grande. Lógico, pues a todos les ha costado la adaptación de la categoría, también era lógico que aguantaran los embates del  vigente campeón continental.

La táctica del fuera de lugar empleada por Nacional mostró como resultado 12 fueras de lugar del América, algo que su entrenador Hernán Torres no pudo descifrar. Para la segunda mitad, Nacional seguía chocándose con ese ‘muro rojo’. Para América era buen negocio el empate por la calidad del rival que tenía en frente y sobre todo, porque sus competidores en la tabla del descenso tendrán una dura batalla para extraerle puntos al ‘verdolaga’.

Tanto fue la insistencia de Nacional que en los últimos minutos inclinó la cancha, y con la pelota parada intentó abrir el marcador. Sin embargo, un Carlos Bejarano inspirado, ahogó tres opciones claras en cinco minutos, sobre todo la que despejó ante un gran golpe de cabeza de Daniel Bocanegra tras un tiro de esquina.

Los ‘diablos rojos’ fueron dueños de la taquilla, el espectáculo en un Pascual Guerrero colmado como ha acostumbrado al país en los partidos luego de su retorno a primera división. Para América fue el segundo rival en serio que enfrenta de los ‘grandes’, le quedan dos batallas más en las próximas fechas. Algo que debe inquietar al señor Torres si quiere posicionar su equipo.

Por el lado de Nacional, fue el último partido al mando de Bernardo Redín, regresa Reinaldo Rueda donde se espera que siga cosechando triunfos, peleando campeonatos y consolidando figuras. Los ‘verdolagas’ tienen tres compromisos muy complicados en las próximas semanas; viajan a Barrancabermeja para enfrentar a Alianza Petrolera, luego viajan a Guayaquil para medirse ante Barcelona y terminan este ‘combo’ de partidos en el clásico paisa ante un DIM que continúa al comando de la Liga. Para esto espera que su trabajo por los costados mejore, el volumen de ataque aumente y las llaves estén afiladas para abrir esos cerrojos defensivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí