El Ministerio Público de Suiza -la fiscalía de ese país- acusó este martes, de manera oficial y por fraude, a la organización del Mundial de Alemania 2006. Dentro de los acusados se encuentran tres antiguos funcionarios de la federación germana y un ex secretaria general de la Fifa.

Los alemanes Horst Rudolf Schmidt, Theo Zwanziger y Wolfgang Niersbach son los nombres involucrados  en la acusación, dentro de la cual también se encuentra salpicado Franz Beckenbauer. Sin embargo, el caso del ex futbolista se trataría por separado debido a los problemas de salud que presenta el dos veces mundialista.

De acuerdo con lo dado a conocer por la fiscalía de Suiza, la investigación gira entorno a un préstamo de 10 millones de francos suizos (9,1 millones de dólares) solicitado por Beckenbauer en 2002 y que según la acusación presentada hoy fue irregularmente presentado como gastos de la ceremonia de inauguración del Mundial 2006 cuando en realidad se pagó al qatarí Mohammed Bin Hammam por razones desconocidas.

Bin Hammam, antiguo presidente de la Confederación Asiática, fue sancionado de por vida en 2011 por la Fifa, por sospechas de sobornos a mandatarios de federaciones nacionales de fútbol con el fin de lograr votos para dirigir la federación internacional o lograr que Qatar fuera sede del Mundial 2022.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí